Toxina Botulínica

Bruxismo

Es una condición donde las personas que lo padecen aprietan y rechinan los dientes inconscientemente. Esto puede suceder durante el día y la noche. El bruxismo durante el sueño a menudo es el mayor problema, ya que es más difícil de controlar.

Mediante la inyección de botox (toxina botulínica) directamente en el músculo masetero logramos aliviar la presión producida por este acto involuntario, mejorando no solo la condición, si no también aliviando las molestias como dolores de cabeza y la hipertrofia del músculo masetero.